PARTICIPA EN LA I CARRERA MAASAI CELEBRADA EL 15 DE JUNIO EN EL PARQUE DE ROMA. ANÍMATE, HAY DIFERENTES CATEGORÍAS PARA CADA EDAD, Y FANTÁSTICOS PREMIOS PARA LOS GANADORES.

PARA PARTICIPAR ESCRIBENOS UN CORREO A [email protected]

NUESTRO CAMPAMENTO

Enguera - Cullera, invito a cualquiera que tenga dos piernas y una espalda curtida a intentar realizar  este trayecto desolador en el mismo tiempo que los escultas. Seguro que salen muchos voluntarios, adelante, a ver si  son capaces de superarlo.


Ya decían, "no se debe juzgar un libro por su portada", y así es,  desde el momento en el que sonó Valencia en la frase "Campamento Esculta" muchos se atrevieron a subestimarlo, y claro, desde Madrid es muy fácil. Nada parecido a un raid sencillo, y ya digo, para opinar de esfuerzo se debe sentir el calor del suelo sobre las plantas de los pies, el cual hace hervir las ampollas de los días anteriores, se debe caminar durante kilómetros sin ver acercarse el destino, etc... Pero no quiero desvelar más acontecimientos de esta historia de superación, asique ahí va.


Como siempre nos levantamos pronto para coger un bus que nos llevaría, en seis horas, hasta el primer pueblo del primer campamento de 2014. Había prisa por andar, muchos llevaban bastante tiempo sin calzarse las botas para andar y ya se relamían cuando el camino empezó a verse al final del pueblo. Una pequeña parada para quitarse nuestro preciado uniforme, proteger nuestras pieles del radiante y abrasador sol valenciano y ponernos a andar enseguida.


Desde Enguera hasta Navarrés, primera etapa, pasando por los pueblos de Anna, Chella y Bolbaite, un recorrido de 22,34 km  por la vega del Río Bolbaite. No fue fácil para nadie, el sol nos golpeaba las nucas dejando marcas de su paso en nuestra piel, por suerte todos íbamos bien preparados y nuestras gorras supieron contrarrestar el constante contacto con el sol. Cuando llegamos a Navarrés nos estaba esperando una mujer encantadora que nos facilitó todo lo que estuvo en su mano y que dejándonos dormir en el polideportivo del pueblo, donde estaban jugando unos chavales que rondarían los 22-24 años, los cuales alucinaron cuando dijimos que veníamos desde Enguera andando.

"¡¡Olé vuestros h****s chavales!!" afirmó uno de ellos.


Las actividades que preparó la comisión aquel día fueron tremendas, la gente se implicó al 100% descubrimos cantidad de curiosidades con nuevas actividades, nos reímos persiguiéndonos unos a otros, haciendo tonterías, perdiendo la vergüenza  y nos motivamos con el siempre divertido balón prisionero. Desafortunadamente algunos con lesiones anteriores al campamento no pudieron acompañarnos en el balón prisionero, pero aun así lo pasaron bien con el resto de actividades.


Despertamos pronto para afrontar un día que se presentaba complicado, desde Madrid sabíamos que iba a ser uno de los días más duros, asique nos ajustamos los macutos, las gorras y refrescamos nuestras pieles con crema protectora. Una vez estuvieron las cantimploras llenas y los macutos a la espalda, la comisión se puso en cabeza y nos llevó en una dura caminata, poco a poco, hasta Sumarcàrcer, donde hicimos la primera parada del día, bebimos agua en la fuente del pueblo y nos pusimos en marcha de nuevo. El recorrido hasta la siguiente parada sería el doble que el anterior, lo que convirtió a Alberic en un pueblo que no hacía nada más que alejarse y alejarse a cada paso que dábamos hacia adelante. Psicológicamente es agotador mirar al frente, ver el pueblo cerca y que parezca que no avanzas, por eso realmente andar conlleva forma física y resistencia psicológica. ¡¡Pero estamos hablando de los escultas!!  Aquellos que en cualquier circunstancia son los mejores. Alberic nos abrió los brazos nada más llegar y nos proporcionó una sombra que hacía horas que no pisábamos. Tras una búsqueda exhaustiva de algunos voluntarios no encontramos existencia de fuente en el pueblo, pero no hizo falta, la gente de Alberic tuvo un detalle con nosotros, nos dieron tres garrafas de cinco litros por la cara, nos abrieron las puertas de sus casas y nos dieron lago tan común, pero necesario, como el agua. Siempre estaremos en deuda con Alberic, ¡¡Muchas gracias!!

Esperad que aquí no se acaba todo, os recuerdo que esta es la segunda parada, todavía nos queda llegar a Alzira, donde nos esperaban dos de nuestras compañeras y nuestro querido Paco Camino, que se había recorrido los más de 300 Km que hay desde Madrid a Alzira. Bueno, tras nuestro paso por Alberic, nos despedimos, y emprendimos una marcha hacia Alzira. Una vez allí las procesiones de Semana Santa nos dieron la bienvenida y el retumbar de sus tambores marcaron el ritmo hasta la iglesia que nos dejaron para pasar la noche en sus locales antes del día siguiente. No lo he dicho todavía, pero desde Navarrés a Alzira recorrimos 34 Km a pié. 

Esto produjo una reacción en cadena de escultas por los suelos estirando sus articulaciones y sus músculos, descansando, y arreglando una que otra ampolla revoltosa que apareció en sus plantas o talones mientras Paco llegaba hasta, temporalmente, nuestra nueva casa. Paco nos habló de nuestros sueños, de los que Dios tiene preparados para nosotros, de no renunciar a ellos por dinero, se ser fieles y aprovechar nuestros dones o nuestras virtudes. Todo aquello motivó al grupo, el cual preparó una cena exquisita, aunque no tanto como lo fue la acción de meterse en el saco para dormir.


Tercer día, día de equipos, día en el que ellos andan hasta la siguiente ruta por su cuenta. Un día corto en kilómetros para que ellos puedan provechar al máximo el día de equipos estando juntos y realizando el consejo. 16 Km un paseo entre naranjos para nuestros escultas. Tras todo el día de equipos se realizaron actividades en unidad que la comisión nos tenía preparadas. Montamos las tiendas y nos fuimos a dormir en una noche estrellada de magnífica temperatura.


Penúltimo día: DÍA DE CONSEJOS. Aun así anduvimos hasta Cullera 9 Km, había que darse prisa para empezar y terminar el consejo de ley, que duró todo el día. Llagada la noche y con el consejo de ley finalizado tras varías etapas concedidas, tanto de integración como de servicio, los scouters prepararon una cena extraordinaria mientras la comisión organizaba actividades nocturnas por la playa de Cullera, la misma que al día siguiente nos serviría de lugar de recreo para poder hacer más actividades y pasar un buen día en la playa Nuestra propia actividad estrella de fin de campamento, merecida, la que borró con sus aguas saladas las heridas y dolores que llevámos a cuestas durante todo el raid, la misma que dibujó sonrisas en todas nuestras caras, la que le dio un respiro a nuestros pies. 


"Mereció la pena andar", por supuesto, ¿a caso alguien lo duda? Debemos estar orgullosos de lo que hemos hecho, lo hemos hecho nosotros, nadie más, somos nosotros los que tras llegar a Madrid las heridas y ampollas nos han seguido doliendo aunque se haya acabado el campamento., somos nosotros los que hemos probado el pesado sol de Valencia, somos nosotros los que hemos ayudado a los que iban peor, somos nosotros los que hemos curado a los heridos nada más llegar, sin darnos tiempo a descansar, somos nosotros los que llegamos a la parroquia con la cabeza alta y nosotros somos unidad, la unidad Esculta MAASAI.

El vídeo preparado por nuestros Jefes de Equipo ¡¡GRACIAS!!

Campamento en Almería. Leer para creer.

Desde el día que nos levantamos todos teníamos el mismo presentimiento, todo iba a salirnos a pedir de boca. Y así fue.

Sentados en el bus cantando nuestro segundo padre nuestro en lo que va de ronda solar, podíamos notar el buen ambiente . La furgo, detrás, nos acompañó en un viaje que duró 6 horas y que sirvió para que aprovecháramos a echar una cabezadita, pues ese día nos levantamos antes de que pusieran las calles, las 5:00 am en España, no en las antípodas.


El primer día fue singular, las bicis se portaron todas muy bien, ni un pinchazo. No hubo que poner en práctica las técnicas que aprendimos en la excursión por el Madrid Río. Aunque alguna que otra traviesa Patricia nos diera un susto, tampoco hubo que utilizar las técnicas que los sanitarios y los scouters aprendimos en el curso de primeros auxilios que nos impartió el hermano de Pablo. ¡¡Menos mal!! Lo peor no acaba ahí, acaba cuando nuestra única jefa, la única que tenemos, se cae en una cuesta de tierra que bien parecía dibujada por los diseñadores del parque de atracciones. A pesar de romper el casco dando con la cabeza al suelo, tenemos la suerte de que nuestra jefa rebota y rebota sin hacerse a penas daño. Vir es así, indestructible.


Cualquiera diría que parece fácil, pero no lo es, pues desde Sorbas a Carboneras hay aproximadamente unos 45 Km, teniendo en cuenta que la mitad de la unidad nunca ha tenido un campamento en bici, los resultados fueron asombrosos, la  respuesta de los de primer año a esta novedad roza lo sorprendente. No puedo acabar de contar este día sin remarcar y agradecer el trabajo que hicieron Chema (nuestro SUPERHÉROE de la furgoneta) y Patricia Ortego, descargándose la furgo entera entre los dos. 


Un día más a nuestras espaldas, 45 Km en las piernas y toca madrugar. Para algunos es la primera vez que ven amanecer en el mar y contemplarlo no tiene precio alguno, al final merece la pena esto de los scouts ¿no?

¡¡Esperad!! Una foto todos juntos antes de pedalear. ¡¡Click!! Listo, ya podemos empezar. Todo un reto, la nueva ruta es el día más largo, aproximadamente 51 Km de tierra, al sol de Almería con vientos fríos de invierno, una mezcla de sudores y esfuerzos que se recompensan con uno de los mejores lugares que he podido contemplar en poco tiempo. Una casita típicamente almeriense, con palmeras decorativas y demás vegetación autóctona. La escena parecía sacada de las postales que mandas a tus padres cuando te vas de viaje. No se me ocurría otro lugar mejor en el que estar, el buen tiempo, el buen ambiente de unidad, la buena gente de San José, las vistas al mar... ¿Quién se acordaba de que ese día "cicleamos" 51 Km? Casi nadie. Al llegar allí, todo se te pasa.


Gris, oscuro, tenebroso, ventoso... Así se levanto el tercer día, el día de equipos, un día para los grupos reducidos de la unidad, que mejoran las relaciones y la eficacia del pequeño grupo. "Cabo de Gata", esas palabras escritas junto a la palabra meta de ese día, te motivan pero a la vez te hacen temblar. Aproximadamente un desnivel de 300 metros en apenas 1 Km se presentó ante nuestros ojos aquel día. Sin palabras. Un pequeño bache en el camino de nuestros escultas, que poco a poco van avanzando, uno, dos, uno, dos, no se pueden parar, si paras en mitad de la cuesta estás perdido. El corazón a mil, tu unidad a tu lado, y la cuesta superada. El subidón de motivación y adrenalina que se sufre en ese momento no se puede escribir, se debe vivir y cosas como estas quedarán en la memoria de nuestros escultas. La playa, la recompensa de los ganadores. Por muy fría que estuviera el agua había que hacerlo, había que echarle narices. Agua, salpicones y fotos. Maravilloso. ¡¡Tan!! ¡¡Tan!! ¡¡Tan!! Las campanas de la iglesia del pueblo nos llaman, y nosotros acudimos. Una misa agradable en la que el cura nos desea lo mejor y un buen camino a la vez que nos ofrece cobijo esa noche.


Llega la gran semifinal, el consejo de ley, pero antes hay que llegar a Almería donde nos esperan más aventuras y desventuras. Etapa fácil, 26 Km por las playas de la costa, los flamencos decoran el cielo, mientras a nuestros pies la arena retrasa el avance, cuesta 100 veces más pedalear sobre este tipo de terreno y poco a poco aprendemos a pasar los montones que van saliendo por el camino.

Almería, Almería, " MUY NOBLE, MUY LEAL Y DECIDIDA POR LA LIBERTAD, CIUDAD DE ALMERÍA " Tal y como dice su escudo. Ciudad del indalo y por ahora nuestro hogar. Sus brazos abiertos son nuestro colchón para dormir esta noche, si es que lo conseguimos, porque para variar el consejo de ley se alargará. 

¡¡Plas plas!! Ese sonido se repite varias veces. La guinda. 


El grupo scout de MSC de Almería que nos ayudó a buscar algunos lugares para dormir nos pide si pueden unirse con nosotros a la fiesta del último día. ¡¡Claro vénganse con nosotros!! ¿¿Cómo les íbamos a negar?? Después de todo lo que habían hecho por nosotros... Era lo mínimo que podíamos hacer por ellos. Una velada magnífica.


546 Km. No os asustéis, no es la próxima etapa de maasai, es lo que nos quedaba hasta Madrid, hasta nuestra añorada casa. ¿Añorada? ¿Hasta qué punto? ¿Estarían allí todos nuestros compañeros y compañeras escultas? Pues por mucho que deseemos volver a casa, siempre nos queda lo más duro, decir adiós, y por eso, en los scouts lo hacemos ameno, La Despedida con mayúsculas. Desde que tengo memoria es la mejor forma de acabar con un campamento que en este caso se trata de una experiencia  que desde los nuevos hasta los escultas más mayores se ha quedado grabada en nuestras retinas y en ese cajón escondido en el cerebro que lleva la etiqueta de "mejores momentos para recordar". Da igual los momentos malos que pases, da igual los peligros y dificultades que se te pongan delante, siempre podrás abrir ese cajón y sonreír con los que te dieron un campamento de HISTORIA.

Este es el viaje por el que nos acompañamos unos a otros en el pasado campamento de Navidad

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

http://youtu.be/3zjdRxhXItY --> este es el vídeo del sorteo, ya tenemos ganadores!!!


1ª cesta para el nº: 427

2ª cesta para el Nº: 029

De la mano con la espiritualidad 

¡¡Y llegó la reunión número 9!! 

Cerca de Navidades y con el campamento a la vuelta de la esquina, el equipo Il-Ikumai nos recordó a todos y enseñó a los más nuevos de qué va la espiritualidad scout.

Las leyes, las virtudes y los principios fueron los pilares de una reunión que puso a prueba nuestro conocimiento sobre espiritualidad y que dejó claro que en escultas está muy bien aprendido. Aunque no quita que alguno preguntara a los scouters cuando surgían pequeñas dudas. Tras finalizar la reunión y gracias a la misma, quedó clarísimo el orden de las leyes, los principios, las virtudes, el concepto de "el fuerte protege al débil" y esas últimas palabras de las leyes que se olvidan y que para aprender se repiten tantas veces que se la aprenden hasta las piedras.


¡¡¡¡Sin irse más lejos, esta reunión ha sido parte del Artículo 3, por ser completamente útil!!!!

Excursión divertidísima en bicicleta por Madrid

A pesar de que algunos llegaron un pelín tarde, todos estaban listos en la parroquia para pedalear durante toda la mañana hasta llegar a la casa de campo, donde la naturaleza nos queda un poco más cerca a los que normalmente estamos rodeados de edificios. Si alguna vez se ha pensado en los imprevistos, el de ayer no fue el caso perfecto, pues de la parroquia al metro, a nuestra queridísima Lucía Martín (Jefa de equipo del equipo Il-Molelian), se le pinchó una de las ruedas!!!! Que maldita mala suerte. Mira que es difícil, bueno, pues ocurrió os lo creáis o no.

Después tocó pasar un poco de frío por la Casa de Campo para nuestro asombro matinal había nieve, no la suficiente como para jugar a guerras de bolas con ella, pero si una cantidad considerable como para recordarnos la cercanía a la que estamos de la Navidad.

Subir y bajar cuestas, (más costosas las primeras para la mayoría) probar a ir sin manos en la bici, ir un poco más rápido o salirse de lo asfaltado a los caminos de tierra de los laterales, que de vez en cuando te hacen parecer Dani Sordo en los Rallies, todas estas actividades han hecho que la excursión "marche sobre ruedas". Sea cual sea esa actividad favorita de cada uno, todos paramos a comer con una sonrisa y muchos ánimos de seguir adelante, a pesar de que a alguno ya le costaba sentarse.

De vuelta en la parroquia, las bicis ocupaban una y otra pared, todas apoyadas unas encima de otras, lo que le daban un poco de vida a nuestra "casa de los sábados".

Algunos han aprendido un montón de cosas en esta excursión, algo que sirve de simulacro para un campamento de Navidad en bicicleta posiblemente inolvidable por un paraje muy bonito en Almería.


El finde pasado muy buena reunión de Il-Molelian

Juegos de destreza, como de costumbre, pero muy bien enfocados al objetivo de ¿cuáles son nuestras capacidades

No hay actividad que no sea un reto nuevo para nuestra capacidad física, además se pusieron a prueba todas nuestras habilidades de tomar decisiones en momentos críticos (lo que nos viene de lujo para este año, que está plagado de aventuras y metas que nos harán recordar este año como único en su especie). 

Me quedo con la anécdota de Roberto Pizarro que nos propuso la complicada adivinanza de. "¿Que tiene cuatro patas y corre rápido?" A la que todos contestamos: "¡¡¡EL GUEPARDO!!!" Pues no, para los que también lo habéis pensado, resulta que la respuesta no era esa, este Roberto no se entra (La respuesta según él es el caballo, que realmente es una respuesta coherente, ¡¡Un abrazo para Roberto!!). 

Nadie se quedó sin expresar sus miedos y la forma que tendría de superarlos. ¿Sabes tú cuáles son tus miedos?¿Sabrías superarlos tan bien como lo han hecho los escultas?

¡¡¡¡Primeras fotos de la acampada!!!!

En buena hora para el equipo Il-Aiser

Todos los equipos presentaron unas empresas de alucine, pero el equipo liderado por María Martín Merck hizo la empresa que gustó a la mayoría. 


Por consiguiente las comisiones se han puesto manos a la obra para preparar, lo que parece será, un campamento inolvidable en Almería. Las actividades, el Raid, las veladas, el viaje, las ceremonias... todo se está preparando con el mayor cuidado del mundo y con la ilusión de no olvidar jamás los próximos 5 días en bicicleta.

Este es el recorrido de la acampada

Distancia con alturas: 8.8 km

Ascensión acumulada: 337 m

Altitud máxima: 1471 m

Velocidad media en movimiento: 4.1 Km/h

Duración: 03:22:46

Tiempo parado: 01:15:12


Todo empieza con la mañana oscura de otoño en la que se queda en la parroquia. La hora no es la más adecuada, las 7:00 de la mañana, las aves que sobrevuelan la ciudad ni siquiera se han despertado. Entre bostezos, unos escultas, un poco más experimentados, empiezan a sacar el material que creen necesario para la acampada, tiendas, lumos... Mientras esto ocurre, los menos ocupados se encargan de recoger dinero y autorizaciones de una acampada que pintaba bastante bien. Tras todo esto está el trabajo de toda la semana, ni uno de los asistentes quiere que esto no salga bien. No hay mejor forma de comenzar el fin de semana.


Un viaje en metro hasta Plaza de Castilla, donde nos esperaba un autobús de linea que nos iba a llevar a un pueblo de la sierra de Guadarrama, situado en el municipio de Navarredonda: San Mamés.


Allí empezó nuestra aventura, con los corazones a rebosar de ilusión y un macuto poco lleno, comenzamos a andar. Tal y como estaba previsto, el primer paso lo hicimos lloviendo, y la lluvia nos acompañó en nuestro camino durante varios kilómetros. Tuvimos que esperar a la "pobre" Paula Sotelo que se olvidó su queridísima guitarra en el pueblo. Cuando llevábamos 20 minutos andando, llegamos a la casa del Leñador, de ahí nos quedaba menos de la mitad para ver una de las caídas de agua más bonitas que se pueden contemplar en la Comunidad de Madrid: La Chorrera. Esta pequeña caída de agua, de unos 10 metros de desnivel (aprox.) erosionaba la roca de tal forma que pudo ser el fondo de nuestras fotos durante gran parte del tiempo. Entre rocas resbaladizas y risas, cruzamos el río sin incidentes y pudimos inmortalizar en la cámara de Jesús aquel momento que compartimos entre todos.


Una vez pasado el tiempo de beber un poco de agua para reponer los sudores y esfuerzos de la subida, estirar las piernas y hacernos fotos y más fotos, nos pusimos de nuevo en marcha, con un destino diferente pero la misma ilusión que al principio. Esta vez queríamos llegar a un pueblo que, ni yo ni ninguno de los que pisamos sus calles, olvidará jamás. Pero eso llega después de atravesar  "a cholón" un bosque de pino silvestre. Entre risas y deslizamientos ladera abajo esquivando árboles conseguimos llegar a Navarredonda. este es el pueblo del que hemos hablado antes, su gente, sus fuentes, sus vistas, sus casas bien cuidadas, su amabilidad, generosidad, alegría y el orgullo que tenían de su pueblo, nos facilitó obtener un buen lugar en le que dormir. No recuerdo un pueblo por el que he pasado en todos mis años de scout que se portara como se portó con nosotros Navarredonda.


Con mucho trabajo detrás, mucha ilusión y ganas de que el resto de la unidad se lo pasara bien gracias a su esfuerzo, la comisión de actividades preparó un fin de semana con sorpresas, sonrisas y superación. Juegos de roll, algunos más comunes como el deseado por todos y todas conocido como beso placaje, un buen juicio en el que nadie se quedó sin aportar su propia opinión y una velada con el objetivo de que nos conociéramos mejor fueron la mejor forma de acabar la caminata de por la mañana. Para nuestro asombro, niños de edades avanzadas que residían en Navarredonda, quisieron unirse a nuestras actividades y proponer algunas nuevas. Esto resultó ser gratificante tanto para ellos como para nosotros, nunca viene de más conocer gente nueva y más si son tan amables.


No puedo olvidarme del paso que dieron los nuevos escultas, pasaron a formar parte de nuestra ceremonia. Tras una costosa pero satisfactoria caza del león realizada por "Chiu", recibieron sus respectivas telas que vestirán orgullosamente dos largos años, hasta que pasen a formar parte de la rama rover.


Tras un domingo repleto de actividades, tocaba volver, recoger todo lo que habíamos ensuciado y dejar el lugar mucho mejor de lo que lo habíamos encontrado, tal y como nuestra filosofía nos dice, aunque en Navarredonda es difícil mejorar algo, lo intentamos.


Con un viaje lleno de canciones de toda la vida, algunas nuevas de unidad y otras más populares, conseguimos llegar a Madrid, un poco más tarde de lo previsto, pero sanos, salvos y contentos, orgullosos, cantando la despedida con la cabeza alta, haciendo el grito de unidad lo más fuerte posible y con abrazos que no significan un adiós, sino un "gracias por lo que nos habéis hecho vivir estos dos días"


Me gustaría dar las gracias a la comisión de Raid y su coordinadora Paula Sotelo, a la comisión de actividades y su coordinadora Marta Mateo, en nombre de los de primero a la comisión de ceremonias y su coordinador Marcos Yepes y en nombre de todos a todo el pueblo de Navarredonda, un lugar en el que nos hacen sentir como en casa.

Nos ha encantado la reunión de Il-Aiser.

Después de verano pasaron nuestros nuevos escultas, se hicieron de nuestra familia. Como en cada reunión empezamos rezando la oración esculta, pero nuestros nuevos compañeros ¡¡¡no se la sabían!!! Para cambiar eso Il-Aiser planteó una reunión con ese objetivo, que todos se la aprendieran para poder rezarla a la vez.
También hemos sufrido otros cambios, e primero el de nuestro local, que ya no es el mismo de antes y que ahora necesita un toque maasai. la cartelera es el primer paso dentro de esta labor de interiorismo. Il-Aiser planteó una serie de actividades y retos muy chulos en los que se pone a prueba el conocimiento de la oración  de los participantes.
Divididos por equipos, los que lo hicieran mejor iban recibiendo pequeños premios que les permitirían tener una buena cartelera, cartulinas, tijeras, celo, pegamento... 

El mejor equipo sin duda Il-Chukua, aunque todos lo hicieron estupendamente.

El inicio de ronda se acerca ...

Ya ha sido la acampada de jefes, y pronto será la presentación de la ronda solar 2013/2014. Dentro de la Unidad Esculta Maasai quedan muchos misterios por resolver, empezando por los scouters que tendréis este año ( About Me ), los nuevos jefes de equipo y el saber cómo ha quedado vuestro nuevo local dentro de la Parroquia.

Pero lo que sí tenemos muy claro es la gente que ha subido desde tropa para caminar junto a nosotros e incluso alguna incorporación a nuestra familia Maasai.

A todos ellos: Bienvenidos “Karibu

Begoña Morrás 

Nacho Sanz

Paula García

Gonzalo de la Peña 

Blanca baldor

fran merino

pilar alcalá

roberto pizarro

Maite Díez

David martín

inés llorente

patricia ortego 

fernando de la vega

juan schack

jorge lucero

pablo lópez

diego santos

Álvaro Roldán

Aún así no olvidamos el maravilloso año pasado

Historias que surgen en cada paso, recuerdos que llegan sin pensar… EL estribillo de nuestro último festival resume un año que hemos compartido entre todos, desde la jefatura, pasando por los de segundo año hasta los que subisteis de tropa para uniros a esta pequeña familia. El trabajo a lo largo del año ha dado sus frutos, los de segundo año ahora pasaréis a formar parte de la rama Rover y los de primero seréis el ejemplo de los nuevos escultas.

Cuando empezamos en navidad cada uno había llenado su macuto de artilugios sin valor y totalmente marcados con su número de credencial y su nombre.

Ahora, 365 días después y con el inicio de ronda a la vuelta de la esquina, vuestro macuto pesa mucho más, pero esta vez no lleváis artilugios sin valor y menos, cosas que sólo lleven vuestro nombre.

Ahora lleváis un macuto lleno de experiencias, de una canción de festival de 2º puesto que habéis realizado entre todos, un fuego ganador en el que cada uno es una pieza clave, un raid en el que todos y cada uno de vosotros habéis dado el 100% por los demás. Lleváis los problemas y artilugios de los demás en la mochila, gracias a los valores que de las nuevas etapas de integración, servicio y animación, con las que habéis visto que el mundo no se resume en el bienestar propio, sino en ser felices en una unidad, ayudándonos, acompañándonos, compartiendo y lo más importante, disfrutando.

 -------------------------------------------

Ya se puede escribir tu opinión y tus intereses en la parte de "guestbook". 


Sólo tienes que dejar tu nombre y tu e-mail. 


¡¡Así de fácil!!